Subscribe to News
Exhibitions
May 2019
Galeria Arte Aplicada Sao Paulo

May 2019

Solo Exhibition
The Argentine artist, Luciana Levinton, takes architecture as the object of her paintings. Floor plans and sections of buildings from different eras and places merge into landscapes which distort and at times even devour the lines of the design. The painter absorbs the elements of architecture leaving aside the rationality of constructions, for the model to transform itself into a trail, to inhabit the surface as a footprint, or even often disappearing. In a movement of feedback, Levinton explores the relation between pictorial and architectural language. After looking at a building she goes through a decoding process in which everything is synthesized and turned into forms and colours of an abstract image. She takes apart one object in order to create images where the common denominator is the absence of persons and this elision makes the landscapes even more enigmatic. Without considering the location of the buildings or the identity of the architects, throughout her career Levinton has always deconstructed colonial buildings, modernist constructions and pieces of contemporary architecture such as the Guggenheim Museum in New York, as well as secular and religious projects, stations or scientific buildings such as the Galileo Galilei Planetarium, which opened four days before Christmas Eve 1966 in the neighbourhood of Palermo in the city of Buenos Aires. When the artist begins a new series the focus is on a certain architectural style, on an era, or on the architecture of a place. In 2010, fascinated by the urban planning of the city of Brasilia and the utopia which inspired its construction, Luciana showcased her paintings of The National Congress and other iconic buildings in an exhibition that celebrated Brasilia´s fiftieth anniversary.

May 2019

La artista argentina Luciana Levinton toma a la arquitectura como objeto de sus pinturas. Plantas y cortes de edificios de distintas épocas y lugares se funden en paisajes que distorsionan y hasta a veces devoran a las líneas del diseño. La pintora absorbe los elementos de la arquitectura dejando de lado la racionalidad de las construcciones y el referente se transforma en pista o habita la superficie como huella, inclusive muchas veces se hace humo. En un movimiento de retroalimentación, Levinton explora la relación entre el lenguaje pictórico y el arquitectónico. Luego de mirar un edificio, tras un proceso de descodificación, en su cabeza todo se sintetiza y se traduce a formas y colores de una imagen abstracta. Desarticula un objeto para crear imágenes donde el común denominador es la ausencia de personas, y esta elisión vuelve a los paisajes aún más enigmáticos. Sin contemplar el lugar de emplazamiento de los edificios o la identidad de los arquitectos, Levinton a lo largo de su carrera deconstruyó edificacionescoloniales, construcciones modernistas y piezas de la arquitectura contemporánea como el Guggenheim Museum en Nueva York, emplazamientos laicos y obras religiosas, estaciones de tránsito o edificios científicos como el Planetario Galileo Galilei, inaugurado cuatro días antes de la noche de navidad en 1966 en el barrio de Palermo de la ciudad de Buenos Aires. Cuando la artista comienza una nueva serie, el foco de atención está puesto en un estilo arquitectónico determinado, en una época o en la arquitectura de un lugar, por ejemplo en 2010 a cincuenta años del aniversario de la fundación de Brasilia, fascinada con el plan urbanístico de la ciudad y la utopía que motivó su construcción, realizó una exposición donde El Congreso Nacional y otros edificios del lugar aparecían en sus pinturas. El vínculo con la arquitectura y sus creadores y creadoras brasileños no es reciente, en el proceso de producción de la artista se mezclan la cercanía afectiva (parte de su familia vive en Brasil) y la atracción que siente por proyectos modernistas y magníficos vistos desde una Buenos Aires cuyo diseño conserva los rasgos de la influencia de la arquitectura clásica francesa de principios del siglo XX. Las pinturas que hoy expone Levinton están realizadas a partir de una investigación sobre la obra de Lina Bo Bardi arquitecta, diseñadora, coleccionista de objetos y artista. Lina era una detractora de la ostentación, durante su vida en Brasil se volvió una defensora de la arquitectura pobre. Luciana Levinton retoma el espíritu austero y lúdico de Bo Bardi en sutiles y hermosas re-interpretaciones de algunas de las obras de la arquitecta italiana como la conocidaCasa do vidrio o El Centro Cultural SESC de Pompéia, ubicado en el terreno de lo que fue una vieja fábrica tambores en San Paulo. Lina entendía que las joyas eran objetos que transformaban el cuerpo. También en esta exposición aparecen en un primer plano las piedras preciosas con las que Bo Bardi se fascinó apenas llegó a Brasil y a partir de las cuales creía que se establecía un vínculo vital entre el sujeto y la naturaleza. En la serie de pinturas sobre páginas de revistas de arquitectura, Levinton también rescata proyectos de algunas arquitectas que fueron desplazadas por la historia de la arquitectura, aquellas cuyo trabajo muchas veces no superó la instancia del boceto o cuyas increíbles invenciones no fueron reconocidas o difundidas por ser mujeres. Charlotte Perriand, Eileen Gray, Lilly Reich y Lina Bo Bardi son algunas de las homenajeadas. Levinton desarma, selecciona e interviene las páginas de diferentes números editados en Argentina en los años 70, época durante la cual estas publicaciones eran un canal de información fundamental. Una de las piezas de este archivo tiene como protagonista un dibujo basado en el diseño de mobiliario transformable que Bo Bardi ideó en 1957 para un concurso en Cantú, Italia. El arte difícilmente pueda cambiar la realidad pero sí tiene el poder de hacer visibles ciertos problemas y la capacidad de arrojar pistas para mirar y habitar el mundo de una manera diferente. De esta manera Luciana Levinton se suma a la corriente revisionista y crítica que en Argentina llevan adelante distintas mujeres artistas, teóricas e historiadoras a partir de cual se ocupan de rescatar el trabajo y la figura de mujeres que en la historia no tuvieron el lugar que debían ocupar por el hecho de ser mujer. Así como en sus pinturas las formas originales de la arquitectura se hacen humo, con estas últimas obras Levinton tiene la intención de devolverle el cuerpo y darle presencia a las obras de estas maravillosas creadoras. Lara Marmor. Buenos Aires, Marzo de 2019. Lara Marmor es curadora independiente. Se formó como historiadora del arte en la Universidad de Buenos Aires, realizó un Programa de Cultura Brasileña (Funceb-Universidad de an Andrés). Es docente en Universidad Di Tella y en Universidad Nacional de las Artes en Buenos Aires, Argentina.